Ser madre o no serlo

uno

 

Aunque muchas veces se comienza este proceso sin previo aviso, me parece muy atinado el pensar cuándo es el momento adecuado para añadir una persona al núcleo familiar. De todas maneras estaremos comenzamos un proceso de aprendizaje pero la oportunidad de planificar nos brinda tiempo para ir leyendo acerca de estos temas tan importantes. Por ello, comparto con ustedes tres interrogantes que me planteé mientras decidía si quería ser madre y cuándo era el momento oportuno para serlo. 

  • ¿Será mi decisión definitiva?

Es importante tener en cuenta que los seres humanos cambiamos constantemente por lo que no es debemos ser muy rígidos con nuestras decisiones.  Recibí y consideré los consejos más típicos y también los más atípicos que pueda uno imaginarse, llegando a la conslusión de que la maternidad no era para mí. Sin embargo, cambié de opinión con el paso del tiempo, pero sí mantuve una postura: ser madre, no es parte de mi autorrealización. Ya que aunque es hermoso y necesario trabajar con otras personas en pos de tu realización personal, la misma nunca debe depender de otros. 

  • ¿Me concierne mi decisión sólo a mí?

Cuando tomé la decisión de tener una relación sentimental, aspiré al matrimonio para toda la vida. Al llegar esa decisión, tuve que considerar entonces que la decisión no era mía exclusivamente.  Las características más importantes de un esposo pueden escogerse (ojalá y siempre fueran analizadas y escogidas). De igual forma, los hombres tienen la misma oportunidad que nosotras de escoger con quien se casan y si quieren ser padres o no.  Así que juntos decidimos el momento adecuado para comenzar a aventurarnos en la maternidad y la paternidad.

  • ¿Estoy preparada para enfrentar esta gran responsabilidad?

Cuando llegó el momento en que ambos habíamos acordado dejar de evitar mi preñez, aún sentía que no estaba preparada. Sin embargo, lo que consideraba esencial para recibir un nuevo integrante en la familia estaba presente.  Primero, entendimos que habíamos llegado a conocernos, hablamos sobre alternativas de crianza y estábamos en común acuerdo, contábamos con un espacio saludable para recibirle y un plan para continuar con las metas por alcanzar fue considerado como equipo.

Estoy muy consiente de que no todo lo que planificamos se dará al 100% y me parece maravilloso el tener que añadirle a este proceso de planificación esa chispa de espontaneidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s