Llegar a casa se ha convertido en uno de mis momentos favoritos del dia.

“A veces, cuando regreso a casa del trabajo, mi niña me saluda al salir corriendo de la casa y saltar a mis brazos antes de que yo pueda ni salir del auto.   Como puede imaginar, llegar a casa se ha convertido en uno de mis momentos favoritos del dia.”¹

Esta pequeña historia relatada por Francis Chan me puso a pensar. En varias ocasiones he observado la dinámica que se da entre muchos hombres que pasan la semana quejandose porque llegan tarde de trabajar y sin embargo los dias que salen temprano se quedan dando vueltas o buscando algo que hacer para no llegar a sus casas. En la semana se quejan de que no tienen tiempo para su familia, pero cuando llega el dia viernes los ves aglomerados en los colmados con su cerveza en la mano dejando pasar el tiempo. Puede ser que algunos lo hagan como medio de distracción y entretenimiento con el fin de despejarse de lo atareado de la semana y poder compartir un tiempo alegre con sus compañeros de trabajo. Sin embargo, otros aceptan y aun lo comparten con los demas, que lo que estan haciendo es dilatando el tiempo porque no quieren llegar a sus casas.

Esto nos lleva a dos preguntas: La primera, ¿deseo llegar a casa? y la segunda, ¿desea mi espos@ llegar a casa?

La alegria que nos compartia Francis no estaba suspendida en el vacio, sino que era producto del recibimiento que le ofrecia su hija. ¿Qué recibimiento le damos a nuestros conyugues? ¿Fomentamos que la llegada a casa sea su momento favorito del dia?

Espero que esto te haya puesto a pensar. Si no deseas llegar a casa, tal vez deberias hacer un alto, hablar con tu espos@ y de ser necesario, buscar ayuda. Por otra parte, cuando tengas la oportunidad de ser quien recibe, no lo dejes pasar por alto, ¡haz algo! y sobre todo demuestra que también estas alegre de que tu espos@ haya llegado a casa. ¡Juntos pueden hacer de este uno de los momentos favoritos del dia!

En mi caso, te doy gracias Lila, porque ciertamente llegar a casa se ha convertido en uno de mis momentos favoritos del dia!

¹Chan, Francis. Loco Amor. Traducido por Belmonte Traductores (Lake Mary, FL: Casa Creación, 2009) p.55.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s