Diciéndole Adiós a esa Novia Eterna!

En varias ocasiones he escuchado a varios esposos referirse a su esposa como su novia eterna. Por lo general lo han hecho tratando de agasajar a sus esposas y demostrar delante de otras personas cuanto las aman. La mayoría de estos caballeros son personas que admiro y que sus matrimonios son un ejemplo para mi y para mi esposa. Sin embargo, aunque para muchos esto podrá sonar raro, hace dos años atrás le dije adios a mi novia…y no quiero saber mas de ella.

El Cumplido

Entiendo el sentido y lo que se quiere expresar cuando decimos que nuestra esposa siempre sera nuestra novia. Queremos declarar que las ilusiones, el sentimiento y las alegrías vividas durante el periodo del noviazgo siempre van a estar presente. Sin duda alguna cuando somos novios vivimos una etapa de enamoramiento llena de luces y dulce expectación. Recordamos como nos brillaban los ojos al mirarnos, las mariposas en el estomago, el escalofrío cuando sin querer se rozaban nuestras manos, como extrañábamos su aroma si pasaba tan solo un día sin vernos y el deseo intenso y severo de volvernos a encontrar queriendo estar siempre el uno con el otro.

Por supuesto que esto jamas se debe acabar! …pero…

Las Implicaciones

Lo que parece que pasamos por alto es que cuando usamos esta expresión hay una serie de implicaciones que surgen de la misma y que sutilmente transmite un mensaje que de seguro no queremos llevar. Lo primero que establecemos es que esa fue la mejor etapa de nuestra relación, que la misma no volverá y tampoco mejorara por lo cual no la queremos dejar pasar sino permanecer siempre en ella, siempre siendo novios. De esto se deriva una comparación noviazgo vs. matrimonio donde indirectamente estamos  diciendo que nuestra mujer como esposa no esta a la altura de lo que fue para nosotros mientras fue nuestra novia y que nosotros como esposos no podemos sentir ni ver a nuestras esposas de la manera en que lo hacíamos cuando eramos novios. Elevamos la relación del noviazgo al lugar de mayor satisfacción y disfrute menospreciando el estado de matrimonio en que nos encontramos. Para completar le estamos diciendo a los mas jóvenes, no te cases porque las cosas se van a dañar!

Mi Dilema

Yo espere 30 años antes de casarme con Liliana. Ciertamente disfrutamos un año y ocho meses de noviazgo hermoso, pero en todo ese tiempo ninguno de los dos pensó en quedarse ahí. Ambos anhelabamos intensamente llegar al matrimonio. Quedarse en el noviazgo era como el anuncio, ser casi casi ingeniero, casi casi doctor, casi casi esposos.

Sinceramente recuerdo con agrado como antes nos brillaban los ojos al mirarnos pero prefiero como hoy al mirarnos traspasamos el brillo para mirarnos el alma y hablarnos al corazón. Antes disfrutaba la incertidumbre de sentir mariposas en el estomago, hoy prefiero la seguridad de saberme aceptado y correspondido por completo. Ahora disfrutamos de tener la completa libertad en alma, cuerpo y espíritu para pasar del tímido escalofrió provocado por el roce de nuestras manos al calor intenso de nuestros cuerpos en la confianza de la intimidad.  Hoy nos seguimos extrañando pero no porque se acabo el día y nos tenemos que separar sino porque paso un minuto sin vernos y ya nos acostumbramos a tenernos 24/7, somos parte el uno del otro.

Conclusión

No nos dejemos engañar, la frase podrá parecer “cursi” pero no puede ser mas equivocada, jamas la novia sera lo que puede ser una esposa, sin embargo la esposa mejora cada día lo que fue una novia.

Por eso digo que hace dos años atrás le dije adios a mi novia…yo quiero tener una esposa eterna.

2.jpg

Anuncios

4 comentarios en “Diciéndole Adiós a esa Novia Eterna!

  1. Hermoso. Estoy segura de que esas vivencias tan bellas les acompañarán toda su vida. Te felicito y admiro; porque a tu edad; que aun es tierna, te adornan cualidades que escasean en los jóvenes de hoy. Sentimientos bellos, dulzura, respeto, amabilidad, valores y sobre todo; entrega total a ese JESUS que te dirige. Mientras EL lleve el timón, la barca jamás se hundirá. Puedo dar Fé de tus palabras; porque a mis 42 años de casada, siento ese escalofrío, esas mariposas y un AMOR cada vez más inmenso. DIOS te Bendiga.

    1. Muchas gracias Leyda por tus palabras, esa es la idea de este blog que gente como ustedes se puedan unir y compartir esas vivencias que pueden ser de estimulo y ayuda para todos aquellos que creemos y queremos disfrutar lo hermoso que es el matrimonio.

      Dios les bendiga!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s